Descárgate el manifiesto

en español o en mallorquín

Un projecte per sumar.

MANIFIESTO FUNDACIONAL DE LA SOCIEDAD CIVIL BALEAR 

“ES LA HORA DE LA SOCIEDAD CIVIL”

La evolución de nuestro régimen constitucional desde la época de la Transición nos deja bastantes luces y muchas sombras. Y el funcionamiento de los partidos políticos resulta insuficiente para recoger actualmente las necesidades de los ciudadanos. Por ello, un grupo de personas de diferente edad, origen y formación nos hemos reunido de una manera libre y plural considerando que ha llegado el momento de vehicular de una forma diferente, de abajo arriba y no de arriba hacia abajo, la verdadera opinión de la SOCIEDAD CIVIL. Ha llegado el momento de fomentar una movilización en la cual todo el amplio espectro de ciudadanos que se mueve en posturas políticas alejadas de los extremos pueda sentirse cómodo, reconocido y, sobre todo, acompañado.

Los graves acontecimientos ocurridos en los últimos meses en Cataluña, y muchas actitudes casi cómplices de una parte importante de la clase política balear, deberían advertirnos a los ciudadanos de lo que se nos está viniendo encima. Hasta ahora, el catalanismo separatista insular nunca ha dado un paso atrás. Y ha sido así porque casi todos los partidos han aceptado sin rechistar sus tesis ideológicas, que van imponiendo en todas las esferas públicas como si fueran verdades científicas, sin que nadie haya sido capaz de construir un relato alternativo a su tiranía lingüística, cultural y educativa. Debe ser la SOCIEDAD CIVIL la que fomente ese relato alternativo positivo, transversal y plenamente respetuoso con nuestra Constitución.

El separatismo es sinónimo de imposición, exclusión, discriminación y dramáticas fracturas sociales e incluso familiares. Unas actitudes que poco tienen que ver con la proverbial hospitalidad sobre la que el pueblo balear ha edificado su dinamismo empresarial, su convivencia pacífica, su discreción y su tolerancia hacia los recién llegados. Solo desde la SOCIEDAD CIVIL, la auténtica, no la subvencionada, podemos dar la vuelta a esta situación alarmante. Reivindicamos el bilingüismo espontáneo de la gente de la calle, donde nunca se ha dado ningún problema de entendimiento entre las personas como algunos políticos se empeñan en hacernos creer, inventando polémicas lingüísticas que resultan artificiales para la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Queremos divulgar una mejor comprensión de la identidad balear en España, en Europa y en el mundo entero, más allá de los estereotipos propios de una comunidad turística. Y queremos promover el conocimiento de nuestra verdadera historia. Las Islas Baleares tienen una historia propia y son bilingües. Y en el siglo XXI no queremos renunciar a ello. La lengua no debe ser motivo de discriminación, ni de segregación, ni una barrera laboral que impida a los mejores profesionales trabajar en las administraciones públicas baleares. Contamos además con una riqueza lingüística forjada durante siglos que no debe sentir complejos frente a la lengua que se habla en Cataluña. No hay motivo para que se vean relegados los entrañables mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense de nuestros abuelos, hoy amenazados por la presión de una superlengua estándar con la que miles de baleares no nos sentimos identificados. Solo la SOCIEDAD CIVIL puede presionar para revisar nuestro Estatuto de Autonomía y dignificar nuestras modalidades lingüísticas de forma efectiva.

Queremos también fomentar el respeto de los derechos lingüísticos de las familias en nuestras escuelas. Nuestros alumnos tienen el derecho constitucional de estudiar en las dos lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma, un derecho al cual nuestros gobernantes han hecho reiterado caso omiso. Solo la SOCIEDAD CIVIL está en disposición de exigir el respeto a la Ley y la neutralidad ideológica en las aulas. Por ello rechazamos todo intento de adoctrinamiento, propaganda política o apoyo a acciones políticas en todos los centros educativos.

Queremos que esa SOCIEDAD CIVIL a la que apelamos esté representada por esta SOCIEDAD CIVIL BALEAR que ahora nace. Queremos ser un movimiento transversal que cuente con todos los ciudadanos, de cualquier ideología, que crean en unas Islas Baleares defensoras de sus lenguas y su cultura, integradas en una España unida, plural y solidaria, y plenamente respetuosas con la Constitución de 1978. Únete a nosotros. Te necesitamos para conservar el régimen constitucional, defender los derechos de la mayoría silenciosa y derrotar al separatismo excluyente que nos quieren imponer como obligatorio.

Ha llegado nuestro momento. Es la hora de la Sociedad Civil.